Destacados

Más
Domingo, 21 de septiembre, 2014

Formatos de video: Todo lo que deberías saber

8 +6K

Todo lo que deberías saber sobre los formatos de video: contenedores, códecs, AVI, DIVX, XVID, MKV, OGG, WEBM, VP9, HEVC, AAC, H.264... Aprende a diferenciarlos y convertir entre formatos.

Actualmente existe una amplia variedad de formatos de video disponibles para almacenar contenido multimedia en un archivo y reproducirlo en nuestros dispositivos. Dependiendo de este formato (y de otros múltiples factores) el video tendrá, básicamente, una calidad de video diferente y un tamaño de archivo más o menos pequeño.

Sin embargo, si no estás muy al día en estos temas, es posible que te pierdas desde que entremos en conceptos como formatos, codecs, contenedores o entre la terminología relacionada como AVI, MP3, MP4, DIVX, XVID, OGG, MKV, OGG, FLV, MPG, VP9, HEVC, AAC, H.264, AVC y un largo etcétera.

En esta breve pero detallada guía nuestro objetivo será explicar la diferencia entre todos estos conceptos, muchas veces confusos, separando claramente términos como "formato de video contenedor" y "códec de video", además de aprender por el camino una sencilla y práctica forma de convertir videos a diferentes formatos.

Esquema de un formato contenedor

Para empezar, debemos tener clara la diferencia entre estos dos conceptos que suelen confundirse muy a menudo: el formato contenedor y el códec de video. El primero de ellos es realmente el formato del archivo, el que lo envuelve todo (audio, video, etc...), mientras que el segundo es el formato relacionado directamente con la parte de video:

Formato contenedor

Pero veamos una descripción de cada concepto para tenerlo aún más claro:

  • Formato contenedor: Un archivo de video suele tener un formato contenedor determinado, como podría ser AVI, MP4 o MKV, por ejemplo. Como su propio nombre indica, un archivo con este formato contiene en su interior varios elementos (generalmente y como mínimo, video y audio). No obstante, es posible que sólo incluya uno de ellos, o por ejemplo múltiples canales de audio (para disponer de varios idiomas de un mismo archivo). Algunos formatos contenedores también permiten incluir otros elementos como imágenes o subtítulos integrados, sin necesidad de archivos externos.

  • Códec de video: Suele confundirse con el formato de video, pero realmente no es lo mismo, ya que está relacionado con el video contenido y no con el formato contenedor. No es un elemento obligatorio, ya que si no se especifica un códec, el video es contenido en RAW (sin comprimir), llegando a ocupar muchísimo espacio (por ejemplo, 200MB unos 10seg). Por esa razón, generalmente se elige un códec para comprimir el video. Dependiendo de la elección del códec, se conseguirá mejor o peor calidad, y a su vez, mayor o menor tamaño.

  • Especificación de video: Cada códec de video suele estar basado en una especificación concreta de video (H.262, H.263, H.264...), que no es más que un conjunto de normas que definen como debe comportarse. Esto nos puede servir de orientación para saber si un códec es más o menos reciente que otro.

  • Códec de audio: De la misma forma que ocurre con el video, tenemos posibles canales de audio incluidos en el archivo. También suelen estar comprimidos con un determinado códec para ahorrar espacio: MP3, OGG Vorbis, WMA...

Una vez teniendo claro esto, vamos a dar un repaso a los formatos contenedores más populares y los códecs de video que suelen utilizar (esto no implica que no puedan ser utilizados también en otros formatos contenedores):

Formato AVI (Microsoft, 1992)

Formato AVI (DivX, XviD)

Quizás, con toda probabilidad, uno de los formatos contenedores más conocidos sea el AVI (Audio video interleave). Fue desarrollado por Microsoft en 1992 y es uno de los formatos que más se han popularizado, quizás por su amplio uso en plataformas Windows. Al ser uno de los primeros formatos contenedores es de los más básicos y solamente permite canales de audio y video (aunque se pueden incluir múltiples de ellos, si se desea).

Si nos centramos en los códecs de video, el formato AVI acepta casi prácticamente cualquier códec compatible con VFW, pero los más utilizados suelen ser los conocidos DivX o XviD (el cuál es un bifronte del anterior).

Códec DivX

DivX se popularizó en su versión 3.11 y no era más que una versión modificada de un codec de Microsoft. Posteriormente, y debido al éxito que tuvo, reescribieron el código para no vulnerar patentes de Microsoft. Sin embargo, el proyecto DivX se volvió propietario, generando una tremenda diferencia de ideas y provocando el nacimiento de un codec hermano libre: XviD.

Relacionado con DivX estuvo la plataforma Stage6 que era una especie de Youtube que permitía subir videos de gran calidad para la época. Sin embargo, no tuvo la financiación necesaria y fracasó económicamente.

URL | DivX

Códec XviD

XviD se popularizó a raíz del detrimento que experimentó DivX, superándolo debido a su buena calidad, eficiencia y su carácter de código abierto. Además, también empezó a soportarse en una gran cantidad de reproductores de DVD caseros, donde quizás, uno de los primeros que destacó era el KISS DP-450.

Aunque actualmente existen códecs técnicamente mejores, XviD sigue siendo actualizado y se sigue utilizando debido a su popularidad, velocidad de compresión y buen rendimiento.

URL | XviD

[...]

Queda el 69% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)
Jueves, 17 de abril, 2014

Markdown: Editores para ahorrar tiempo escribiendo

9 +20K

10 editores con soporte Markdown, un lenguaje de marcado ligero que facilita la creación de contenidos para Internet y otros propósitos.

Los que acostumbramos a crear contenido en Internet (u otros soportes) somos conscientes de la necesidad de tener una estrategia bien definida para organizarnos y aprovechar al máximo nuestro tiempo, porque como bien sabía el buen Constantino Romero, el tiempo es oro.

Si sueles escribir y publicar en Internet, quizás conozcas Markdown. Se trata de un lenguaje ligero para dar formato a contenidos escritos, de forma que puedas utilizar características muy frecuentes de la maquetación de textos (palabras en negrita, cursiva, enlaces, imágenes...) de una forma rápida, legible y productiva.

¿Qué es Markdown?

Markdown fue creado por John Gruber y Aaron Swartz como un formato sencillo y rápido para pequeñas publicaciones en Internet, pero con el paso del tiempo se fue extendiendo cada vez más e incluso ampliando a versiones más completas como MultiMarkdown (que soporta tablas, pies de página, soporte matemático, etc...) o GitHub Markdown Flavour (listas de tareas, resaltado de código, soporte de emoji...).

Resulta realmente útil como versión original a utilizar para generar documentos finales de todo tipo: HTML para publicar en web, PDF para impresiones, EPUB para dispositivos móviles, etc. Todo ello, siempre sin perder de vista que es posible aplicar estilos CSS por separado para darle el formato deseado y no necesitar gastar tiempo en maquetaciones, teniendo siempre el contenido separado de la presentación.

Si tienes dudas entre las diferentes variaciones, en BabelMark2 puedes comparar las diferentes implementaciones de Markdown.

En este artículo vamos a echar un ojo a los mejores editores de texto con soporte para Markdown, y una ligera introducción a sus características.

1. MarkdownPad (Windows)

Uno de mis editores preferidos es MarkdownPad, disponible para plataformas Microsoft Windows. A parte de disponer de una interfaz cómoda e intuitiva, ofrece múltiples características interesantes:

  • Edición de contenido en horizontal o vertical.
  • Soporte de pestañas para editar múltiples archivos.
  • Procesa Markdown, Markdown Extra y GitHub Flavour Markdown (GFM).
  • Posibilidad de aplicar diferentes perfiles CSS.
  • Idioma español para corrección ortográfica de textos.
  • Permite exportar en formato HTML o PDF.

La versión Pro cuesta unos 11€, aunque dispone de una versión gratuita que carece de alguna de las funcionalidades anteriores, como por ejemplo, el procesador Markdown Extra.

URL | MarkdownPad 2

2. HarooPad (Windows, Mac, Linux)

Probablemente, otro de los editores de Markdown más potentes sea HarooPad. Una de sus características más destacables es que posee una interfaz sencilla y muy amigable para usuarios con pocos conocimientos.

  • Incluye una guía rápida a modo de chuleta desplegable a la izquierda.
  • Procesa Markdown, GitHub Flavour Markdown (GFM) o permite personalizarlo.
  • Soporte completo de personalización de temas y estilos CSS.
  • Permite exportar en formato HTML.

Es gratuito, multiplataforma y tienes su código fuente disponible en GitHub.

URL | HarooPad

[...]

Queda el 66% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)
Lunes, 13 de enero, 2014

Cómo crear GIF animados sin morir en el intento

8 +20K

GIF animados: Un repaso al formato, programas para crear GIF animados, capturar regiones de pantalla o incluso optimizarlos y reducir su tamaño.

Probablemente, Compuserve nunca imaginó que su antiguo formato GIF iba a resurgir de las cenizas y volver a ponerse de moda en Internet y redes sociales más de 25 años después de su creación.

Y es que, actualmente, el formato GIF tiene varias desventajas respecto a otros: cantidad de colores limitada, tamaño en disco mayor al de otros formatos de imagen, etc. Sin embargo, hay una simple característica que ha hecho que siga siendo único: puede mostrar imágenes animadas.

Eso, y por supuesto el hecho de estar tan extendido. Prácticamente cualquier programa reconoce este formato, a pesar de existir formatos alternativos más recientes y eficientes que también soportan animaciones, pero que por razones «políticas» no tuvieron tanta suerte en su extensión, como APNG o MNG.

Más info | La guía definitiva para reducir el tamaño de las imágenes

1. Introducción a los GIF animados

Los GIF animados fueron muy populares en la Internet de la época de los 90, con sus arrobas girando y carteles de «sitio web en construcción». Por aquel entonces, el formato GIF se vió envuelto en un problema de patentes, debido a que su implementación más común utilizaba el algoritmo LZW, que analizaba cadenas de texto para reducir el tamaño del archivo evitando las que se repetían más frecuentemente, algoritmo que suele ser utilizado muy a menudo en diferentes formatos de compresión.

Una vez caducada la patente, GIF quedó en tierra de nadie pero tampoco habían muchas razones para seguir utilizando un formato que se iba quedando obsoleto, por lo que fue perdiendo fuerza hasta los tiempos actuales, que se ha vuelto a popularizar, principalmente gracias a redes como Tumblr o Google+.

Un pequeño ejemplo de GIF animado sería el siguiente:

Un ejemplo de GIF animado con 16 una imagen que utiliza 16 colores: Leisure Suit Larry

Básicamente, un GIF animado está compuesto por varias imágenes (frames o fotogramas) con una duración establecida para cada uno. Además, también está la opción de que la animación se repita un número de veces determinado, ninguna o indefinidamente.

Otro detalle interesante de los GIF animados es que es posible definir un color como color transparente (en la imagen, ejemplificado en verde). Esto se aprovecha bastante bien en las animaciones, puesto que una forma de reducir el tamaño de la imagen es añadir en cada fotograma sólo las partes que cambian respecto a su fotograma anterior. De esta forma, toda esa información omitida reduce considerablemente el tamaño final del archivo.

Diferentes frames o fotogramas de un GIF animado: Varía el personaje, el cartel o el coche...

Obviamente, esta característica también es la culpable de que muchos visores de imágenes o aplicaciones (incorrectamente diseñados) no sean capaces de mostrar la animación del GIF de forma correcta, mostrando en su lugar líneas o cambios extraños.

Te preguntarás ¿Y cómo puedo crear un GIF animado?. Existen muchas y muy variadas aplicaciones para ello, sin embargo voy a basarme en una, que desde mi punto de vista es la más interesante, y luego ofreceré algunas alternativas:

2. Cómo crear un GIF animado con GIFCam

GifCam es una pequeña aplicación portable (no necesita instalación) que podemos utilizar a modo de «cámara de video». Todo lo que entre dentro de la región de su ventana, será capturado y guardado a GIF. Por supuesto, la ventana es redimensionable y podemos darle el tamaño que queramos, lo que lo hace muy práctico:

GIFCam captura al más puro estilo de otros programas para crear screencasts.

El control del programa es muy sencillo. A parte de redimensionar la ventana, tenemos cuatro botones, con los que podemos especificar ciertos parámetros o acciones:

  • Rec/Stop: Comienza o detiene la grabación. Si pulsamos en la flecha derecha nos aparecerá un menú donde podemos:
    • New/Open: Empieza una nueva grabación o abre un GIF ya existente.
    • 33/16/10 FPS: Velocidad a la que grabará la animación (Frames Por Segundo). Cuanto más alto, más suave la animación y más tamaño ocupará.
    • Full Screen: Captura la pantalla completa.
    • Capture Cursor: Permite o impide que aparezca el cursor del ratón.
  • Frame: Este botón permite aumentar la duración (FPS) de cada fotograma.
  • Edit: Abre el editor de fotogramas (ver más abajo).
  • Save: Guarda el GIF animado capturado ajustando el número de colores.
    • Quantize: Guarda el GIF aplicando una cuantización (la aconsejada).
    • Nearest: Reduce los colores del GIF al más cercano de la paleta.
    • 256/20 colores: Reduce los colores del GIF a 256 ó 20 colores.
    • GrayScale/Monochrome: Convierte a escala de grises o blanco y negro.
    • Preview: Previsualiza el GIF resultante (y su tamaño en la barra de título).
    • Export to AVI: Guarda en video la imagen (sin comprimir).

Internamente, durante una grabación, si existen varios fotogramas idénticos, GIFCam se encarga de eliminar los repetidos, manteniendo sólo uno y variando su duración, optimizando al máximo el tamaño del GIF.

Editor de frames (fotogramas)

Además, GifCam incluye un simple pero excelente editor de fotogramas. Con él, puedes eliminar frames (o series de frames), variar la duración de ciertos fotogramas, añadir texto, redimensionar la imagen, conseguir efecto Yo-yo (ida y vuelta) o incluso marcar zonas con el ratón como transparentes, algo muy útil para crear cinemagraphs.

Consejo: Puedes variar la duración de un frame, haciendo clic en delay y moviendo el ratón.

[...]

Queda el 51% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)
Domingo, 29 de diciembre, 2013

Trackers: Componer música por ordenador

14 +10K

¿Te dicen algo los nombres Protracker, Fasttracker II, Scream Tracker 3 o Impulse Tracker? MOD, XM, S3M, IT. Repaso a la historia de los trackers más populares.

Los geeks más veteranos quizás sepan de que hablo si menciono formatos de archivo como MOD, XM, S3M o IT, cuatro de los formatos más populares de la época tracker. Sin embargo, muchos otros, probablemente no tengan ni idea de a qué me refiero. Estoy hablando de los trackers musicales, unas aplicaciones para crear música que se convirtieron en un fenómeno muy de moda en la década de los 90.

Surgieron muchas aplicaciones de este estilo, las primeras a finales de los 80, pero las más populares durante la década de los 90. Actualmente, aunque no existe la fiebre que hubo hace varios años, se siguen utilizando muchos trackers y algunos de ellos aún siguen desarrollándose.

Introducción: Los trackers y sus características

Estos programas permitían crear canciones (módulos), mediante una serie de «partituras» cronológicas (patterns) dónde el músico especificaba las notas del instrumento que seleccionaba, que no era más que muestras de sonido previamente grabado (samples) con un editor de sonido. A estas notas se le podían aplicar ciertas variaciones como el volumen, tono, repetir indefinidamente (looping) o jugar con el estéreo (panning), entre otros.

Cada canción (módulo) tenía a disposición varios canales con los que podíamos jugar y aplicar un instrumento diferente en cada uno, que finalmente se mezclaría para obtener la canción resultante. Remarcar también el MP3 no se inventaría/extendería hasta después de 1993, por lo que estos archivos eran toda una revolución musical para muchos.

URL | Curso de introducción a los trackers (si quieres aprender más)

Para situar a los que no vivieron este fenómeno, se podría decir (a grandes rasgos) que se convirtió en algo similar a la comunidad del software libre, ya que cualquier persona podía crear o modificar canciones, reutilizar samples o aprender de otros observando las técnicas utilizadas en cada módulo.

En España se hizo muy frecuente la contribución de módulos y trackers por distintos medios, como por ejemplo, por parte de los lectores mediante concursos de la revista PCManía. También fue muy frecuente relacionarlo con el movimiento de la demoscene.

A pesar de ser un concepto relativamente sencillo, daba para mucho. Permitía una libertad de creatividad casi infinita a cualquiera que se atreviese a crear módulos con estas maravillosas aplicaciones que nacieron en la época del Commodore Amiga.

1. Los clásicos (Commodore Amiga)

Aunque en este artículo me voy a basar más en la época de los 90, con los trackers que más populares se hicieron, no podemos olvidarnos de sus padres. El primero de ellos fue el siguiente, programado para Commodore 64:

The Ultimate Soundtracker (1987)

A partir de entonces, se crearía una explosión de trackers muy similares, como Oktalyzer (1988), NoiseTracker (1989), OctaMED (1989) entre muchos otros, todos ellos para Amiga. Poco a poco, irían evolucionando a la plataforma PC, que comenzaba a dominar a pesar de no destacar en el apartado sonoro hasta la aparición de las primeras Sound Blaster.

Un tracker para Linux que intenta emular este clásico es Soundtracker.

Amiga Protracker (1990)

Quizás, uno de los más populares antes de pasar a la época del DOS fue Protracker, un tracker que utilizaba la interfaz del Noisetracker con unas funcionalidades bastante interesantes. Además, era de los primeros en incorporar un editor de samples en el propio programa, no sólo la opción de importarlos.

Fue uno de los primeros trackers en popularizar el formato MOD. Sus primeras versiones soportaban hasta 4 canales y 15 instrumentos. Algunos eran capaces de hacer auténticas maravillas con sólo 4 canales.

Aunque la versión original del tracker era para Amiga, existe un remake para Windows actuales: Protracker Rewrite (2000), que es la que se puede ver en la imagen superior.

URL | Protracker Rewrite (2000)

2. Los populares (PC / MS-DOS)

La época del sistema operativo de pantalla negra fue una época que muchos recuerdan con gran nostalgia, como por ejemplo, al recordar estos 23 virus famosos de MSDOS. También fue la época en la que se popularizaron los trackers más usados, echemos un vistazo:

FastTracker II (1998)

Quizás uno de los más conocidos fue Fasttracker II. Impulsor del formato XM (eXtended Module), incorporaba muchas mejoras, a parte de ser uno de los trackers que más aceptación tuvo en su momento y que muchos recordarán con cariño.

Su primera versión, FastTracker I, apareció en 1993, aunque fue la segunda la que consiguió extenderse entre la comunidad de trackers.

URL | FastTracker II

Scream Tracker 3 (1994)

Otro de los populares por excelencia fue Scream Tracker. Su primera versión utilizaba el formato STM, que fue reemplazado por el formato ST2 (Scream Tracker 2, 1990) para finalmente quedarse en el formato S3M (Scream Tracker 3, 1994).

Permitía hasta 100 instrumentos, 32 canales y 100 patterns, lo que le daba bastante ventaja sobre otros trackers. Además, su interfaz marcó un antes y un después en el mundillo, como iremos viendo a lo largo de este artículo.

URL | Scream Tracker 3

[...]

Queda el 64% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)

1 2 3 4 ... 21 #