Credit image

¿Mi PC se calienta demasiado?

Mi ordenador se apaga de repente, ¿cómo lo soluciono? Es posible que el problema sea la temperatura. Echa un vistazo a estos consejos.

De repente, mi ordenador se apaga sin previo aviso. ¿Qué ha ocurrido? Al llegar el verano es aún más frecuente encontrarse con estos casos. Suben las temperaturas y, por consiguiente, muchos equipos se sobrecalientan y experimentan problemas. Sin embargo, la mayoría de estos problemas son sencillos de solucionar, sólo hay que saber como y estar informados.

¿Mi PC se calienta demasiado? ¡Mantente al tanto de su temperatura!

En este artículo vamos a repasar por qué ocurren estos problemas, cómo conocer y monitorizar la temperatura a la que trabaja nuestro Windows o GNU/Linux y cómo solucionar los posibles problemas de sobrecalentamiento.

¿Por qué se calienta mi PC?

Un PC está formado por varios componentes que generan calor al funcionar (procesador, tarjeta gráfica, chipset de la placa base, etc...). Dichos componentes están diseñados para funcionar correctamente por debajo de unos valores aceptables de temperatura. Si estos valores se ven superados durante un periodo prolongado de tiempo, es posible que dicho componente se pueda dañar, por lo que muchos equipos se apagan para evitar problemas más graves.

Para evitar esto, una de las misiones de un buen equipo es disminuir ese calor generado lo mejor y más rápido posible, y para ello se suelen utilizar diferentes métodos (generalmente disipadores y ventiladores).

¿Qué componentes tienen riesgo de sobrecalentarse?

Hay varios componentes que generan calor en un equipo:

  • Procesador (CPU): El componente principal es la parte más importante de nuestro ordenador. El procesador es el componente que realiza todas las tareas, y el más propenso a calentarse. Los equipos más actuales disponen de procesadores con varios núcleos (dualcore, quadcore, octacore...) e incluso podemos ver la temperatura de cada uno de ellos por separado.

  • Placa base (Chipset): La placa principal, donde están conectados todos los componentes del equipo tiene un chip primario que también puede sobrecalentarse (aunque su temperatura suele ser mucho más baja que la del procesador).

  • Tarjeta gráfica (GPU): La tarjeta gráfica también incorpora un procesador que se encarga de las tareas multimedia (gráficos, video, juegos, 3D...), en especial si tenemos una tarjeta gráfica orientada a gamers. De hecho, estas tarjetas suelen incorporar su propio ventilador y/o disipador.

  • Fuente de alimentación: Aunque se suele olvidar, ya que no se suele monitorizar, la fuente de alimentación del equipo también dispone de uno o más ventiladores que deben estar funcionando siempre para disipar el calor generado.

  • Discos duros: Los discos duros son uno de los elementos más importantes y delicados de nuestro equipo. Si se daña algún componente, podemos sustituirlo, pero en los discos se guarda nuestra preciada información, que muchas veces es irremplazable. Echa un vistazo a la guía de recuperación y reparación de discos duros si quieres aprender consejos y programas prácticos para prevenir problemas y evitar perder información.

  • Memoria RAM: Los módulos de memoria RAM están formados por chips que pueden llegar a calentarse notablemente (aunque menos que los anteriores). Muchos módulos de RAM para gamers vienen con un disipador integrado.

¿A qué temperatura está mi PC? (Windows)

Probablemente, ahora tu pregunta es... ¿Y cómo puedo saber la temperatura a la que se encuentra mi PC? Hay varias aplicaciones interesantes para ello, que muestran las temperaturas de los diferentes componentes de nuestro equipo.

Mi opción preferida es Open Hardware Monitor (ojo, no confundir con Hardware Monitor), un programa open source para ver no sólo la temperatura de nuestro equipo, sino un excelente resumen de todo componente que incorpore un sensor de temperatura (u otro) en nuestro PC.

Open Hardware Monitor, para Windows

[...]

Queda el 72% del artículo
Leer artículo completo

Formatos de audio: Todo lo que deberías saber

Todo lo que deberías saber sobre los formatos de audio: lossy, lossless, WAV, MP3, AC3, AAC, OGG, WMA, MPC, FLAC, OPUS, MIDI, MOD... Aprende a diferenciarlos y convertir entre formatos.

A lo largo de los años, han aparecido multitud de formatos de audio diferentes, con ciertas características y propiedades específicas de cada uno. Todo el mundo conoce el formato MP3, el códec de audio más extendido, pero no es, ni mucho menos, el único.

Formatos de audio: MP3, WAV, OGG, AC3, WMA, OGG, ACC, MPC, FLAC...

En este artículo, y tras la buena aceptación de su artículo hermano Formatos de video: Todo lo que hay que saber, explicaremos brevemente el origen, uso y características de los formatos (códecs) de audio más utilizados en la actualidad, complementando así la parte de audio en lo que se refiere al artículo anterior.

Formato WAV (Microsoft, 1991)

Formato WAV (Audio original, sin comprimir)

En primer lugar vamos a hablar del formato WAV, que aunque es un formato de audio, es diferente al resto de formatos de los que hablaremos puesto que este es realmente un contenedor, que puede tener en su interior información comprimida o no. No obstante, se suele entender por WAV, el formato con los datos sin comprimir.

Los archivos WAV son los equivalente al formato RAW de la fotografía, lo que se denomina un formato «crudo». En este caso, se trata de un formato de Microsoft que recoge el audio de una forma muy aproximada y exacta al sonido real.

El formato WAV se caracteriza en que ocupa gran cantidad de espacio en disco (dependiendo de su duración, 5min = 50MB aproximadamente), lo que lo hace poco práctico para almacenar en disco, y mucho menos en dispositivos o reproductores portátiles donde el espacio es limitado.

Su ventaja es que la calidad de audio es muy fiel al original capturado, y que al ser un formato sin compresión, pueden realizarse operaciones de edición de forma muy rápida. La mayoría de programas de edición de sonido trabajan en este «formato crudo» (o alguno similar) de forma temporal, pasándolo a un formato comprimido sólo al guardarlo a disco.

Lossy vs Lossless

Ahora, y antes de continuar, hay que diferenciar entre dos tipos principales de formatos (que también ocurre en los formatos de imágenes, por ejemplo). Estos dos tipos son los denominados Lossy (formato de compresión con pérdidas) y Lossless (formato de compresión sin pérdidas).

Compresión de audio: Formatos de compresión con pérdidas (lossy) y sin pérdidas (lossless)
  • Lossy (formato de audio con pérdidas): Es aquel formato que, a partir de un audio original, elimina toda la información irrelevante (sonido imperceptible por el oído humano, por ejemplo) y lo convierte en una aproximación bastante fiel a la original. Por eso se denomina un «formato con pérdidas». Su mayor ventaja: El tamaño del fichero es considerablemente más pequeño (depende de la calidad establecida al realizar la compresión). Su mayor inconveniente: Algunas personas son capaces de notar la reducción de calidad.

  • Lossless (formato de audio sin pérdidas): Por otra parte, los formatos lossless son un tipo de formato comprimido mediante el cual es posible recomponer y obtener exactamente el audio original sin ningún tipo de pérdida de información (cosa que no es posible con el anterior). Su mayor ventaja: La calidad de audio, es mucho más fiel. Su mayor inconveniente: El tamaño del fichero, que aunque es menor que el audio original, sigue siendo bastante superior a los formatos lossy.

Formatos lossy (con pérdidas)

Formato MP3 (Fraunhofer Institute, 1993)

Formato MP3 (MPEG-1 Audio Layer III

El formato de audio más popular y que todos conocemos es el MP3. Al contrario de lo que muchos creen, MP3 no es MPEG-3, sino MPEG-1 Layer 3. Antes de llegar esta versión, se pasó por otros dos formatos: MPEG-1 Layer 1 (MP1) y MPEG-1 Layer 2 (MP2), ambos surgieron también en 1993 y evolucionaron muy rápidamente. MP3 fue el que obtuvo gran popularidad debido a su gran calidad de sonido, versatilidad, bajo tamaño debido a su compressión lossy (5min = 5MB, dependiendo de la calidad), y su rapidez de compresión/descompresión.

Hoy en día es soportado por prácticamente cualquier software relacionado con el audio, reproductor de música portátil o sistema relacionado con audio.

Los MP3 (así como otros formatos de audio) tienen varias características adicionales. Por ejemplo, dos de ellas:

  • El bitrate (tasa de bits): Es la calidad del MP3, un número que puede ir de 32kbps (calidad mínima, tamaño menor) a 320kbps (calidad máxima, tamaño mayor). Actualmente, se utilizan valores alrededor de 192kbps (o superiores) para garantizar una calidad aceptable.

  • El método de compresión: CBR, que define que todo el audio se comprime de forma constante, al mismo bitrate, o VBR, que define que el audio se comprime de forma variable, reduciendo el bitrate en los instantes en los que no es necesario tener bitrate alto.

Para los usuarios de Windows, en SourceForge tienen MP3ext una actualización para Windows 7 (incluido 64 bits) de este clásico programa que reemplaza los iconos de los MP3 por un icono con su bitrate.

Además, los archivos MP3 también permiten guardar metadatos ID3, que no es más que la posibilidad de guardar en el archivo de audio información relacionada: nombre de la canción, artista, género, descripción, carátula del disco, año, etc... Un buen programa para gestionar esto es MP3tag.

Aparecieron otros formatos derivados como Mp3Pro o MP3 Surround, pero nunca llegaron a extenderse tanto como el MP3 original.

Formato AC3 (Dolby Laboratories, 1993)

Formato AC-3 (Dolby Digital)

Una de las principales limitaciones de los MP3 eran los canales de audio, donde podías tener 1 canal (mono) ó 2 canales (estéreo).

Sin embargo, por aquel entonces el surround o sonido envolvente comenzaba a ponerse de moda, y el formato MP3 original no lo soportaba. Ahí entró en escena el formato AC-3, también llamado Dolby Digital que soportaba desde un solo canal (audio mono), dos canales (audio stereo), cuatro canales (audio cuadrafónico) y hasta canales 5.1 (audio surround).

Empezó a utilizarse (y hacerse popular) por su uso en los canales de audio de videos y películas que necesitaban 5.1 para el sonido envolvente. Posteriormente, otros formatos derivados comenzaron a soportar más canales, como Dolby Digital Plus (hasta 7.1) o Dolby TrueHD (hasta 8).

URL | AC3Filter

[...]

Queda el 64% del artículo
Leer artículo completo

ProcrastiTracker: Cómo evitar perder tiempo en el PC

Herramienta antiprocrastinación: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Con este programa podrás saber en que estás perdiendo el tiempo.

Casi con total seguridad habrás escuchado la expresión «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy». El término procrastinación es el que define ese problema, puesto que procrastinar es lo que, desgraciadamente, muchos solemos hacer: posponer o aplazar tareas pesadas o desagradables (que deben hacerse pero no nos apetece hacer), realizando en su lugar otra tarea menos desagradable, para cubrirlo «como excusa» o, simplemente, evadirnos de una forma inconsciente.

ProcrastiTracker: Programa antiprocrastinación, ideal para gestionar el tiempo en el PC

En este artículo hablaremos principalmente de ProcrastiTracker, una herramienta antiprocrastinación que nos permitirá conocer el tiempo que estamos invirtiendo (en cada tarea, programa o ventana) al utilizar nuestro PC. Y todo ello de forma totalmente transparente.

Este tipo de programas (junto a otros como RescueTime, ManicTime u otros) pertenecen a la familia de herramientas para gestionar el tiempo. Sin embargo, las desventajas más frecuentes en este tipo de programas es que necesitan que el usuario indique manualmente las tareas que se encuentra realizando, cuando las inicia o finaliza (o algún tipo de medida de control), lo que a menudo implica que el usuario tiene que adquirir la costumbre de realizar esa aportación de datos al programa.

Procrastinar en Facebook, la procrastinación por excelencia hoy en día

Esto nos deja con que el usuario debe ser muy disciplinado, no olvidarse nunca y adquirir el hábito de realizar ese control, lo que lo vuelve una herramienta poco práctica. Además, si tienes un ritmo ajetreado de trabajo, muchas veces es complicado (por no decir imposible).

ProcrastiTracker

Sin embargo, la potencia de ProcrastiTracker reside en que hace todo eso de forma transparente, sin interacción del usuario. Sólo necesitamos descargarlo (apenas ocupa 400KB y es freeware) e instalarlo en nuestro sistema. De momento Chocolatey no lo soporta, pero Npackd sí.

ProcrastiTracker sorprende por lo ligero que es. Apenas te das cuenta que está ahí, cosa que no ocurre con prácticamente todos los programas del mismo estilo. Nos aparecerá una ventana (aparentemente compleja) que a medida que transcurra el tiempo se irá llenando de información. Dicha información representa el tiempo exacto que hemos estado utilizando un determinado programa.

Pantalla principal de ProcrastiTracker (Sí, menudo vicio al FallOut)

URL | Descargar ProcrastiTracker

Con ProcrastiTracker, si necesitamos tiempo para organizarnos y realizar algún trabajo o proyecto grande, podemos investigar donde se puede ahorrar tiempo: que tareas nos están llevando más tiempo, buscar formas alternativas de realizar tareas, donde estamos procrastinando, etc...

Así que vamos a aprender a utilizar las diferentes funcionalidades de ProcrastiTracker. Porque seguro que a muchos, el siguiente gráfico les ha resultado muy familiar en varias ocasiones:

Mi máximo de productividad diario

[...]

Queda el 72% del artículo
Leer artículo completo

10 distribuciones de GNU/Linux que quizás no conocías

¿Estás buscando una distribución de Linux diferente para 2015? Aquí tienes 10 distros que quizás no conocías.

Cuando hablamos de sistemas operativos GNU/Linux, a todos nos vienen a la cabeza distros como Ubuntu, Debian, Fedora, Suse u otras distribuciones tradicionales con una larga trayectoria y popularidad.

Sin embargo, es bueno mantenerse despierto y tener siempre en cuenta que el mundo de Linux no está limitado solamente a estas distribuciones, ya que poco a poco muchas de ellas se van abriendo camino hacia comunidades de usuarios específicas (o más generales).

Distribuciones de Linux de 2015

En este artículo vamos a repasar 10 distribuciones de GNU/Linux que quizás no son demasiado conocidas y pueden resultar interesantes a más de un usuario.

Disclaimer: La lista de este artículo no es un top ni una lista ordenada de mejor a peor. Tampoco pretende ser un listado de únicas alternativas. Como sé que este tipo de artículos se presta mucho a comentar «yo prefiero X distro», propongo que en su lugar se deje un comentario ofreciendo las razones específicas por las que se prefiere una u otra, y así al menos compartir opiniones constructivas.

1. CrunchBang

CrunchBang es una distro minimalista basada en Debian, orientada a usuarios que quieren disponer de un escritorio limpio y simple, pero a la vez atractivo y funcional, tanto en escritorio como en portátiles o netbooks. Como se puede observar en la captura, incorpora un elegante estilo de interfaz muy sencillo, utilizando el administrador de ventanas ultraligero OpenBox. Es ideal para usuarios avanzados, amantes de la simplicidad a los que les encantan las terminales de Linux.

CrunchBang, ideal para usuarios avanzados

URL | CrunchBang

2. Ozon OS

Ozon OS es una novedosa y reciente distribución de Linux dirigida al público gamer, diseñada para ofrecer una interfaz moderna y minimalista. Está dirigida por los desarrolladores de Numix y Nitrux. Desde su perfil de Google+ van contando novedades sobre su desarrollo.

Ozon OS, orientado para gamers de Linux

URL | Ozon OS

3. Deepin

Linux Deepin es una distro con un fantástico aspecto gráfico que utiliza un escritorio propio (DDE) basado y personalizable mediante HTML5. Está basada en Ubuntu y es de origen China. Llama la atención lo bien cuidados que están todos los detalles, desde las pantallas de carga hasta la personalización del sistema.

Deepin, un GNU/Linux con muy buen gusto

URL | Linux Deepin

[...]

Queda el 62% del artículo
Leer artículo completo

1 2 3 4 ... 23 #