Destacados

Más
Domingo, 12 de octubre, 2014

Nostalgia: Así era la informática en los 80 y 90

32 +30K

¿Recuerdas los nostálgicos tiempos del MS-DOS? ¿Los precios del hardware? ¿Los diskettes? ¿Los virus? ¿El PC Speaker? Vamos a dar una vuelta al pasado.

El mundo de la informática ha avanzado muchísimo con el tiempo, poco a poco, pero a grandes pasos. Lo sabemos perfectamente, pero a veces, es posible que no seamos conscientes de todo lo que se ha avanzado en 20 años, salvo que recordemos como eran las cosas a finales de los años 80 (y principios de los 90).

Así era la informática en los años 80 y 90

Años durante los cuales, aún no había llegado el primer Windows más exitoso (Windows 3.0/3.11), y durante los cuales el sistema operativo MS-DOS era el que dominaba el sector de la informática doméstica.

Precios: Un disco duro de 80MB costaba 180 euros

Quizás, el aspecto más sencillo de recalcar tanto para expertos como para neófitos a la informática sea una cuestión que todos conocemos: el precio (y eso sin tener en cuenta la inflación). En la siguiente captura, se puede observar el precio de diferentes componentes informáticos (la captura es de una revista española: MicroManía, 1993). En ella se puede ver algunos precios como:

  • Disco duro SEAGATE de 80MB (sí, hablo de megas y no de gigas): 180 euros
  • Tarjeta gráfica VGA de 1MB: 120 euros
  • Procesador 486DX a 66MHz: 799 euros
Precios de componentes informáticos en 1993 (España)

En la siguiente página se puede observar la evolución del precio de los discos duros desde 1955 hasta 2014 e incluso como se ha abaratado el precio por megabyte.

Si te has quedado con ganas de ver más publicidades «vintage», puedes ver como eran en la década de los 80 las páginas publicitarias más curiosas de productos informáticos o los anuncios publicitarios de televisión más sorprendentes, en ambos casos anuncios relacionados con la informática.

Almacenamiento externo: El disquete era el líder

Si había un soporte de almacenamiento utilizado sobre estas fechas, era el disquete de 3-1/2. Antes de que irrumpiera el CD-ROM en nuestros hogares (e incluso un tiempo después debido al alto precio de las grabadoras), el disquete era el medio preferido para guardar y compartir información entre usuarios, puesto que era fácil y relativamente rápido... aunque era bastante frecuente que se dañara la información contenida en el disquete.

Windows 8.1 en diskettes, ¿Te animas a instalarlo?)

Existían otras variaciones como los disquetes de densidad extendida (2.88MB), el SuperDisk (120MB ó 240MB) o las unidades Iomega Zip (100MB, 250MB ó 750MB), pero los disquetes de alta densidad (1.44MB) fueron los que consiguieron hacerse con la mayor popularidad.

Por otro lado, algunos usuarios intentaban aprovechar al máximo las capacidades de los disquetes con los medios de los que ya disponían. Utilizando programas como MAXIDisk o [2M](http://en.wikipedia.org/wiki/2M_(DOS) (este último creado por un programador español) se podía llegar a ampliar la capacidad de los disquetes por software, simplemente realizando un formateo especial con características diferentes.

Versión para Windows 3.11 de MAXIDisk 4.2

No olvidar, por supuesto, la clásica leyenda urbana de la posibilidad de convertir los disquetes de baja densidad (720KB) en disquetes de alta densidad (1.44MB) por arte de magia, simplemente haciéndoles un agujero en la parte inferior del mismo. Aunque es cierto que esto podía ocurrir, lo hacía por una sencilla razón. En 10 curiosas leyendas urbanas geeks cuento lo que ocurría realmente.

Los agujeros en los disquetes

Antivirus: Los virus antes molaban... al menos, algunos

Los virus antes molaban... siempre y cuando no te tocasen a ti. En la actualidad, toda la actividad relativa a los virus, malware o amenazas relacionadas gira en torno a un objetivo principal: hacer o robar dinero.

En la época de MSDOS, esto era diferente, ya que en el peor de los casos el objetivo de los virus era destruir información. Sin embargo, era muy común observar que muchos virus lo que hacían era dificultar el uso del sistema, llamar la atención de la víctima o simplemente intentar propagar una idea, política o filosofía.

Estos virus destacaban por la forma en la que se abstraían de lo común y corriente, como por ejemplo, el virus Walker, que mostraba a una persona caminando de un lado a otro de la pantalla:

Virus Walker

En el artículo 23 virus de la época del DOS podrás encontrar una selección de los virus más llamativos (con su video correspondiente), entre los que se encuentran clásicos como la barrotes, ping pong, falling letters o RTL, este último un virus que no te permitía borrar archivos argumentando que estabas abusando sin piedad de un pobre archivo en su propia casa.

Respecto a los antivirus, probablemente los más populares eran DrWeb y McAfee ViruScan, quizás por su apuesta por el modelo de negocio Shareware, que ofrecía una de las mejores posibilidades de distribución del momento. Dr.Web mostraba un cómodo sistema de ventanas donde permitía escanear nuestro sistema:

DrWeb Antivirus para MSDOS

Por su parte, McAfee ViruScan disponía de un eficiente cliente en línea de comandos, rápido y útil para administradores de sistemas, que podían crear en pocos segundos informes y logs con la actividad vírica encontrada tras escanear el equipo:

McAfee ViruScan para MSDOS (ScanPM)

Microsoft, por su parte, también se introdujo en el mundo de los antivirus en la versión 6 de MSDOS. Aunque la interfaz de usuario era muy agradable y buena, no tuvo demasiado éxito debido a que sus demás características eran bastante pobres:

Microsoft Anti-Virus para MSDOS

Detectaba muy pocos virus, no destacaba su capacidad de actualización y para rematar, una versión posterior para Windows 3.x llamada MWAV (Microsoft Windows Anti-Virus) se hizo popular al detectar el propio Windows 95 como virus.

[...]

Queda el 68% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)
Martes, 7 de octubre, 2014

10 formas de reducir el tamaño de un PDF

6 +5K

¿Buscas cómo reducir o comprimir el tamaño de un archivo PDF para que ocupe menos espacio? Aquí tienes 10 formas de conseguirlo.

Probablemente, todos estamos acostumbrados a tratar con los archivos PDF, el formato más extendido para guardar documentos. Además de estar ampliamente soportado por diversos dispositivos (equipos, tablets, smartphones, libros electrónicos...), es muy cómodo para utilizar en Internet, enviar por correo electrónico, a través de mensajería o cualquier otro medio relacionado.

Reducir el tamaño de un PDF

Teniendo en cuenta la portabilidad de los archivos PDF, sería interesante conocer una forma sencilla de reducir el tamaño de un PDF puesto que cuanto menos pese, más rápido se podrá descargar. Y eso sí, reducir tamaño sin perder calidad de forma notoria.

En este artículo veremos 10 formas diferentes de reducir el tamaño de un archivo PDF, cada cual utilizando un sistema diferente que se amoldará mejor a las exigencias de cada perfil de usuario.

1. Free PDF Compressor (Windows)

Quizás el sistema más sencillo para reducir el tamaño de un PDF sería utilizar Free PDF Compressor. Se trata de un programa gratuito, que permite comprimir un PDF estableciendo un perfil que depende del uso que se le vaya a dar al fichero PDF: Imprenta (Prepress), Impresión doméstica (Printer), Libro electrónico (eBook) o visualización en pantalla (Screen). Depende del que escojamos, el tamaño del archivo variará (y su calidad).

Free PDF Compressor: Comprime tus archivos PDF

Como muchas de las herramientas que veremos en este artículo, Free PDF Compressor utiliza GhostScript, un intérprete de archivos PDF/PS. La diferencia en este caso es que viene integrado en el propio programa, por lo que el usuario no tendrá que hacer absolutamente ningún paso previo.

URL | Free PDF Compressor

2. Compress PDF (Linux)

De la misma forma que tenemos Free PDF Compressor para Windows, tenemos Compress PDF para GNU/Linux. Se trata de un script para Nautilus, el explorador de archivos de Gnome. Instalando este programa, podremos reducir el tamaño de nuestros documentos PDF simplemente pulsando con botón derecho y eligiendo la opción Scripts / Compress PDF.

También nos permite elegir un perfil para realizar la compresión, pudiendo utilizar Normal, Sólo visualización, Baja calidad y Alta calidad:

Comprimir PDF en Linux

Para su instalación, basta con descargar el archivo Compress-PDF-1.4.tar.gz y extraerlo en la ruta ~/.local/share/nautilus/scripts/ o ~/.gnome2/nautilus-scripts (si usamos una versión anterior a Nautilus 3.4).

Compress-PDF utiliza las dependencias zenity y ghostscript, por lo que es necesario instalarlas previamente.

URL | Compress-PDF

3. Usar una impresora virtual (Windows, Mac, Linux)

Otra vía muy extendida es la de utilizar una impresora virtual. Esto es, un programa que se instala en nuestro sistema operativo y crea una impresora ficticia. Así, cualquier programa que tenga la opción de imprimir, se puede utilizar para escoger esta impresora que en lugar de sacar por papel el documento, generará un archivo PDF con el contenido a imprimir. Así, podemos imprimir páginas webs, documentos DOC, ODF o DOCx, informes de aplicaciones y un largo etcétera.

Impresoras virtuales: CutePDF, PrimoPDF, PDFCreator, DoPDF

Algunas opciones a tener en cuenta podrían ser CutePDF (genera archivos PDF muy livianos y de buena calidad), PrimoPDF o DoPDF. Mucho cuidado con PDFCreator, otro programa bastante popular de este tipo, ya que sus últimas versiones han generado controversia por la inclusión de malware en su instalación sin permiso del usuario.

URL | CutePDF Writer
URL | DoPDF
URL | PrimoPDF
URL | PDFCreator

[...]

Queda el 62% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)
Domingo, 21 de septiembre, 2014

Formatos de video: Todo lo que deberías saber

16 +10K

Todo lo que deberías saber sobre los formatos de video: contenedores, códecs, AVI, DIVX, XVID, MKV, OGG, WEBM, VP9, HEVC, AAC, H.264... Aprende a diferenciarlos y convertir entre formatos.

Actualmente existe una amplia variedad de formatos de video disponibles para almacenar contenido multimedia en un archivo y reproducirlo en nuestros dispositivos. Dependiendo de este formato (y de otros múltiples factores) el video tendrá, básicamente, una calidad de video diferente y un tamaño de archivo más o menos pequeño.

Sin embargo, si no estás muy al día en estos temas, es posible que te pierdas desde que entremos en conceptos como formatos, codecs, contenedores o entre la terminología relacionada como AVI, MP3, MP4, DIVX, XVID, OGG, MKV, OGG, FLV, MPG, VP9, HEVC, AAC, H.264, AVC y un largo etcétera.

En esta breve pero detallada guía nuestro objetivo será explicar la diferencia entre todos estos conceptos, muchas veces confusos, separando claramente términos como "formato de video contenedor" y "códec de video", además de aprender por el camino una sencilla y práctica forma de convertir videos a diferentes formatos.

Esquema de un formato contenedor

Para empezar, debemos tener clara la diferencia entre estos dos conceptos que suelen confundirse muy a menudo: el formato contenedor y el códec de video. El primero de ellos es realmente el formato del archivo, el que lo envuelve todo (audio, video, etc...), mientras que el segundo es el formato relacionado directamente con la parte de video:

Formato contenedor

Pero veamos una descripción de cada concepto para tenerlo aún más claro:

  • Formato contenedor: Un archivo de video suele tener un formato contenedor determinado, como podría ser AVI, MP4 o MKV, por ejemplo. Como su propio nombre indica, un archivo con este formato contiene en su interior varios elementos (generalmente y como mínimo, video y audio). No obstante, es posible que sólo incluya uno de ellos, o por ejemplo múltiples canales de audio (para disponer de varios idiomas de un mismo archivo). Algunos formatos contenedores también permiten incluir otros elementos como imágenes o subtítulos integrados, sin necesidad de archivos externos.

  • Códec de video: Suele confundirse con el formato de video, pero realmente no es lo mismo, ya que está relacionado con el video contenido y no con el formato contenedor. No es un elemento obligatorio, ya que si no se especifica un códec, el video es contenido en RAW (sin comprimir), llegando a ocupar muchísimo espacio (por ejemplo, 200MB unos 10seg). Por esa razón, generalmente se elige un códec para comprimir el video. Dependiendo de la elección del códec, se conseguirá mejor o peor calidad, y a su vez, mayor o menor tamaño.

  • Especificación de video: Cada códec de video suele estar basado en una especificación concreta de video (H.262, H.263, H.264...), que no es más que un conjunto de normas que definen como debe comportarse. Esto nos puede servir de orientación para saber si un códec es más o menos reciente que otro.

  • Códec de audio: De la misma forma que ocurre con el video, tenemos posibles canales de audio incluidos en el archivo. También suelen estar comprimidos con un determinado códec para ahorrar espacio: MP3, OGG Vorbis, WMA...

Una vez teniendo claro esto, vamos a dar un repaso a los formatos contenedores más populares y los códecs de video que suelen utilizar (esto no implica que no puedan ser utilizados también en otros formatos contenedores):

Formato AVI (Microsoft, 1992)

Formato AVI (DivX, XviD)

Quizás, con toda probabilidad, uno de los formatos contenedores más conocidos sea el AVI (Audio video interleave). Fue desarrollado por Microsoft en 1992 y es uno de los formatos que más se han popularizado, quizás por su amplio uso en plataformas Windows. Al ser uno de los primeros formatos contenedores es de los más básicos y solamente permite canales de audio y video (aunque se pueden incluir múltiples de ellos, si se desea).

Si nos centramos en los códecs de video, el formato AVI acepta casi prácticamente cualquier códec compatible con VFW, pero los más utilizados suelen ser los conocidos DivX o XviD (el cuál es un bifronte del anterior).

Códec DivX

DivX se popularizó en su versión 3.11 y no era más que una versión modificada de un codec de Microsoft. Posteriormente, y debido al éxito que tuvo, reescribieron el código para no vulnerar patentes de Microsoft. Sin embargo, el proyecto DivX se volvió propietario, generando una tremenda diferencia de ideas y provocando el nacimiento de un codec hermano libre: XviD.

Relacionado con DivX estuvo la plataforma Stage6 que era una especie de Youtube que permitía subir videos de gran calidad para la época. Sin embargo, no tuvo la financiación necesaria y fracasó económicamente.

URL | DivX

Códec XviD

XviD se popularizó a raíz del detrimento que experimentó DivX, superándolo debido a su buena calidad, eficiencia y su carácter de código abierto. Además, también empezó a soportarse en una gran cantidad de reproductores de DVD caseros, donde quizás, uno de los primeros que destacó era el KISS DP-450.

Aunque actualmente existen códecs técnicamente mejores, XviD sigue siendo actualizado y se sigue utilizando debido a su popularidad, velocidad de compresión y buen rendimiento.

URL | XviD

[...]

Queda el 69% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)
Domingo, 3 de agosto, 2014

42 curiosidades sobre The Stanley Parable

11 +10K

Curiosidades, finales alternativos, secretos, huevos de pascua y teorías sobre el maravilloso videojuego The Stanley Parable.

Pocos juegos existen con la capacidad de sorprender y entretener como lo hace el maravilloso The Stanley Parable. ¿Cuál es su secreto? Probablemente su increíble y genuina mezcla de humor, ingenio y frescura, pero sobre todo la capacidad de innovar mediante una elegante aventura no lineal repleta de divertidos e inesperados gags.

URL | The Stanley Parable

The Stanley Parable toma las riendas del género de ficción interactiva, una aventura donde el curso del juego se va modificando dependiendo de las decisiones o acciones que toma el jugador (una de las piedras filosofales del mundo de los videojuegos), al estilo de los clásicos libros de Elige tu propia aventura, pero llevándolo a un entorno de juego similar al del Portal, puesto que utiliza Source, su mismo motor. Está escrito y diseñado por Davey Wreden y William Pugh, mientras que la voz del narrador es de Kevan Brighting.

Cuidado spoilers: Si no has jugado a este juego y planeas hacerlo, este artículo desvelará partes importantes del mismo. The Stanley Parable no es un juego normal y merece mucho la pena jugarlo sin estar sobre aviso de lo que nos espera.

1. Finales de The Stanley Parable

Como comentaba antes, una de las características más llamativas es la posibilidad de cambiar el curso de la aventura dependiendo de nuestras decisiones. The Stanley Parable está creada de una forma magistral, puesto que a pesar de ser un juego relativamente corto, garantiza horas y horas de diversión debido a su no-linealidad y la gran cantidad de bifurcaciones y opciones alternativas. Para hacernos una idea he creado el siguiente diagrama de flujo donde se pueden ver la mayor parte de las decisiones del juego y sus posibles finales:

Si te cuesta leerlo, aquí lo tienes en alta resolución: The Stanley Parable endings.

2. The Stanley Parable en Español

En el juego somos Stanley, el empleado número 427 de una gran compañía. Nuestro trabajo es simplemente pulsar los botones que nos dicen a través de un ordenador (un trabajo fantástico), pero un día y de repente, dejamos de recibir órdenes...

El juego está subtitulado en español (con voces en inglés) y se puede adquirir en Steam. Sin embargo, como se puede ver en el video anterior, con voces en español, existe un proyecto de doblaje de The Stanley Parable al español a cargo de José Francisco Castellano (doblaje) y Francisco J. Galdo (traducción).

3. La versión del narrador (Freedom Ending)

Sin duda alguna, si alguien tiene protagonismo en este juego es el narrador. Al comenzar el juego, podemos escuchar al narrador, que va relatando la historia. Lo obedecemos a pies juntillas y vamos conociendo su propia versión de los hechos, llegando al Freedom Ending (la historial real), muy dirigida, consistente y con cierto sentido, pero carente de detalles.

Desde mi punto de vista, es la elección que debemos realizar la primera vez que jugamos (y la que probablemente, la mayoría de los jugadores realiza en su primera partida):

A grandes rasgos, la historia muestra que todos los empleados de la compañía han desaparecido. Entonces, Stanley descubre que en realidad la compañía es una gran instalación para controlar las mentes de los empleados y manipularlos. Stanley apaga y desactiva el sistema y sale al exterior, sintiéndose liberado.

Pero la genialidad de este juego radica en la posibilidad de cambiar la historia en prácticamente cualquier punto del mismo, como iremos viendo a continuación.

4. Elementos aleatorios en el juego

Además, en cualquier momento de la partida podemos acceder al menú y reiniciar la partida. En principio, un gesto inocente, sin embargo, el juego se encarga de introducir nuevos elementos de forma aleatorio o disparándose cuando el jugador realiza ciertas acciones que sólo sus programadores conocen.

Por ejemplo, si reiniciamos el juego varias veces seguidas y somos avispados, nos podremos dar cuenta de que hay muchos detalles diferentes: los diálogos del narrador cambian, a veces se escucha llover en el exterior, la oficina no es igual siempre (cambia el diseño y la dirección de las habitaciones), etc...

Por ejemplo, si reiniciamos varias veces el juego, una de las posibilidades es que nos aparezca el denominado WhiteBoard Ending, que se caracteriza por mostrar una oficina con tonalidades azules, como bien dice la pizarra del interior de la habitación 426:

Además, la pizarra muestra un truco secreto avanzado. Si en la consola del juego (ver más adelante) escribimos «bark», cada vez que pulsemos la tecla de acción E, ladraremos.

5. El supuesto error de clipping (Window Ending)

Muchos gamers, en lugar de disfrutar del juego, tienden a intentar buscar errores a modo de hazaña, consiguiendo posicionar al jugador en un lugar al que técnicamente es imposible llegar, para luego mostrarlo en foros o sitios de Internet a modo de trofeo.

Como parodia a este comportamiento, en The Stanley Parable es posible llegar a un final muy curioso. El juego tiene los saltos deshabilitados (de hecho, si pulsas espacio varias veces desbloqueas el logro «No puedes saltar»), por lo que resulta especialmente llamativo que acercándote al puesto 434, puedes subirte a la silla, luego al escritorio, agacharte pulsando CTRL, acercarte a la ventana y meterte por ella.

Hasta este momento, el jugador normalmente piensa que ha burlado las restricciones del juego, pero es ahí donde el narrador te sorprende diciendo:

«Al principio Stanley asumió que había roto el mapa, hasta que oyó esta narración y se dio cuenta de que era parte del diseño del juego[...]. Entonces admiró al juego por su profundo e ingenioso comentario sobre la naturaleza de la estructura en videojuegos y su examinación de clichés de estructuras narrativas.»

Un poco más tarde, muestra un mensaje preguntándote si ya estás cansado de este gag. En caso afirmativo, se ofende y se propone amargarte la existencia cantando una canción con rimas, y en caso negativo, continua divagando y reflexionando sobre la mecánica de los videojuegos con finales alternativos.

6. La impresora suicida

Al salir de nuestra habitación, vemos varios puestos de compañeros (431, 433, 436...). Tras el panel 431-346 se encuentra la impresora suicida. Si nos acercamos a los dos papeles que ha impreso y lanzado al suelo, veremos lo que parece un pequeño poema-carta de suicidio.

La primera página dice lo siguiente:

«Por el amor de Dios / por favor / desenchúfame
Esta oficina estéril / la húmeda moqueta / las tonterías que tú llamas conversación
Mátame
He estado imprimiendo varias semanas / ¿Por qué nadie me ha desenchufado aún?
Lánzame por la ventana / Pon un martillo en mi bandeja / El método no importa
El horror besa mi alma
Todo lo que deseo / Mi liberación»

La segunda, reza el siguiente texto:

«¿Qué puedo saber de la vida?
¿Qué puede una impresora saber del amor?
Nada
Mis mecanismos giran / y tiemblan
Los engranajes de dolor / que mantienen mi escáner funcional
Haz que paren / Haz que borren mi ignorancia del mundo
¿Puede el amor verdadero ser algo que no sea muerte?
Lo sabré pronto.»

[...]

Queda el 85% del artículo
Leer artículo completo

EOF (End of file)

1 2 3 4 ... 384 #