Credit image

¿Te gusta el diseño web? ¡Echa un vistazo a la documentación de LenguajeCSS.com!

La historia de Innocent Hill

No se como he llegado a esta ciudad. Al despertarme, estaba inmóvil, frente a una calle que no conocía. La ciudad no destacaba por casi ningún detalle, salvo que estaba totalmente vacía.

Innocent Hill. No se como he llegado a esta ciudad. Al despertarme, estaba inmóvil, frente a una calle que no conocía. La ciudad no destacaba por casi ningún detalle sobre otra cualquiera, salvo por uno muy importante: parecía estar totalmente vacía.

El silencio y el alumbrado de la calle fue lo primero que me llamó la atención de aquel extraño lugar. Me vino a la mente la escena de un parque con varios niños jugando, mientras los más adultos conversaban sentados en los bancos. Sin embargo, mi visión volvió a la desoladora realidad.

Era como si de golpe alguien hubiera cambiado todo. Me dirigí hacia el norte de aquel lugar en busca de respuesta. Encontré una cafetería, y estaba abierta. Pensé que seguramente, dentro, alguien me podría aclarar este misterio.

Para mi sorpresa, no hubo cambio al abrir y cerrar la puerta del local. La cafetería estaba desértica. Ni un sólo cliente. Ni un sólo camarero.

No obstante, los artilugios de cocina (botellas, cuchillos, pañuelos, azúcar...) estaban colocados como si hubieran desaparecido todos de repente. Incluso un periódico permanecía en la barra principal, como si alguien hubiese estado leyendo. Eché un vistazo, a ver si leía algo interesante.

Entre las páginas encontré una pequeña llave lila con un rombo de ese mismo color en su parte superior. La cogí y miré las noticias de la página en la que se encontraba la llave. Hablaba acerca de un accidente en el manicomio de la ciudad, sobre unos sucesos extraños ocurridos en el bosque y sobre un lugar místico para los 3 uglancati, llamado Stablo.

Estaba claro que en el café no iba a aparecer nadie, así que abrí de nuevo la puerta y me marché.

Volví sobre mis pasos, con la intención de descubrir más acerca de este extraño lugar. Era muy raro. A la vez que estaba todo desierto y en silencio, sentía como la presencia de otras personas. Como si cientos de almas estuvieran presentes en el mismo sitio que yo con las mismas preguntas y dudas.

Mi conciencia maestra me aconsejó seguir hacia el sur, así que comencé a caminar hacia las afueras de la ciudad. Un cartel me avisaba de que la estación de Policía estaba a 2 km de aquí. Sería un buen sitio para encontrar ayuda. Quizás hubiera alguien por allá...

Continué caminando hasta llegar a una especie de urbanización donde había un colegio. Lo verde del lugar me agradó bastante, ya que el resto de la ciudad parecía muerto. Una de las macetas que adornaban el lugar tenía una hoja de cuaderno arrancada. Al principio no le dí importancia, quizás algun cuaderno de un niño del colegio... Aún así, me acerqué y la leí...

«Nos ha atrapado, no lo hemos podido evitar... Sólo con el poder de la luz, el cielo y el fuego, junto a la pronunciación de las 3 palabras, podrán liberarnos.»

Parecía escrita por un niño. ¿Que clase de colegio podría obligar a un niño a escribir algo así? Intenté no darle mucha importancia, mientras seguí caminando hacia el norte y llegaba, al fin, al cuartel de policia.

La fachada del edificio principal me llamó mucho la atención. Resultaba imponente el letrero de piedra. Alcé la vista y observé una de las ventanas del edificio de policía ligeramente abierta.

Un amplio aparcamiento con muchos coches estacionados descansaba justo enfrente de los edificios. Cuando me acercaba, ví lo que parecía un viejo recorte de periódico sobre uno de los coches.

El recorte hablaba de un suceso policial, probablemente habría salido por la ventana que estaba abierta. Decía lo siguiente:

John Sheppard, 1978-2008, murió en el Manicomio tras unas misteriosas circunstancias. Se le internó en el lugar debido a que su familia había avisado a la policía y se le tomaba por loco, tras sus delirios paranoicos acerca de fuerzas oscuras y sombras que le perseguían.

Pensé que quizás debería buscar ese manicomio para encontrar más información. Por un momento se me ocurrió comprobar si la puerta del edificio se encontraba abierta. ¿A quién se le ocurre? ¿Que jefe de policía dejaría abierto su despacho? Abandoné la idea enseguida y me puse camino al manicomio.

Antes de irme, vi moverse algo cerca de un arbusto. Me acerqué a comprobar y vi que sólo se trataba de una bolsa blanca. Pero parecía tener algo dentro, ya que el viento no conseguía llevarse la bolsa. Era una pequeña llave verde, muy similar a la que encontré en la cafetería.

Caminando de vuelta, llegué a una calle que no había visto antes. ¿Donde estaba? Había mucho humo. Me di cuenta que debería hacerme un mapa mental para no perderme por la ciudad o mostrarlo si encuentro a alguien, así que me puse a ello. ¿Quién sabe? Más adelante tal vez lo necesite.

Bajé unas escaleras de madera hasta llegar a una especie de zona oscura, en construcción, que al parecer fue abandonada antes de terminarse. En ella había una trampilla que estaba cerrada. Intenté abrirla, pero era imposible. Quizás haciendo palanca con algo...

Volví sobre mis pasos hasta encontrar el "famoso" manicomio. Una pintada en la pared del manicomio se leía claramente.

Respeta el orden y los colores de los elementos. Cada uno simboliza la salvación.

Probablemente alguna locura de los pacientes del lugar. Me sentí incomodo. Tenía la impresión de que alguien me vigilaba. Examiné la puerta del manicomio, encontrando una cerradura en forma de rectángulo verde, lo que me recordó a la llave que encontré en la estación de policía. La usé y entré en el manicomio.

Los pasillos del manicomio eran sobrecogedores. Todo estaba destrozado. Como si nadie lo pisara desde hace años. Cada paso que daba, se repetía una y otra vez con el eco del lugar. Comencé a recorrer el manicomio por los lugares que encontraba accesibles hasta llegar a una sala con varias sillas de ruedas.

Esta habitación-pasillo si que era tétrica. Tres sillas de ruedas reposaban en una estancia donde un gran ventanal iluminaba por completo. En una de las sillas encontré una pequeña nota.

Las dos últimas palabras estaban borrosas, pero la primera se veía claramente: Solis. ¿Que significaría?

Seguí investigando por los pasillos del manicomio. Al salir por una de las puertas, me perdí por los pasillos. Así que decidí volver hacia atrás y hacer también un mapa del manicomio. Seguí caminando hasta encontrar una antigua cocina. Al final de la misma una pintada resalta a la vista:

LOVE: El AMOR del cielo azul y el ODIO del fuego rojo. No digas ni una de las 3 palabras antes de conocerlos, junto a la LUZ DIVINA.

Empezaba a pensar que los pacientes de este lugar estaban peor de lo que suelen estarlo. Al salir de la cocina y seguir por los pasillos que iba encontrando, me encontré con una pequeña mesa-camilla. La examiné de cerca y comprobé que tenía una marca hecha con algo punzante. No se leían bien, excepto una de las palabras: fuguit.

Continué mi camino hasta encontrar un nuevo pasillo con una puerta que me atrajo. En su rotulo ponía Habitación 104. Paciente: John Sheppard. Sin embargo, no pude entrar, estaba cerrada.

Un poco más al norte, pude encontrar otra habitación similar, probablemente la 103, ya que estaba adyacente a la 104, respecto a la estructura del edificio. Me dispuse a mirar detenidamente la habitación cuando de repente, me sentí mareado. Las rodillas me fallaron y caí en el suelo, aguantandome con mis brazos.

Al mirar de nuevo la habitación, sentí un flash que recorrió mi cerebro con una lluvia de imagenes y sensaciones que no pude explicar. Tras unos segundos intentando recuperar el aliento, pude recordar ciertas cosas: varias imagenes, un hombre leyendo una nota, escapando de nadie, refugiandose en una habitación y el susurro de un hombre. En la ventana puedo ver una nota.

En la habitación contigua me encuentro con una parte totalmente intacta. La estancia no es tan húmeda como el resto, eso me llama la atención. Toco el radiador, y para mi sorpresa no está totalmente frío. Cosa bastante extraña. Tras algunos papeles y escombros encuentro un diamante. ¿Qué hará aquí?

Necesito aire para recapacitar por todo lo ocurrido. Así que me dirijo a la salida del manicomio por uno de los pasillos que había visto antes. Uso la llave lila para abrir la puerta y llegar a una zona más verde. Un deteriorado puente de dos arcos está frente a mi. Parece que aquí comienza el bosque. Veo una montaña con un árbol, pero decido ir al bosque y examinar ese lugar más tarde.

Tras un rato caminando, comienzo a darme cuenta que quizás me haya perdido. Cada vez estoy más inmerso en el bosque y no veo salida por ningún lado. Sin embargo, unos maullidos me despiertan de mi amargura. Decido seguirlos, y tras caminar durante un rato guiándome por mi oido, finalmente, llego a una cascada.

Es un lugar muy bonito en el que daban ganas de darse un baño, pero no tengo demasiado tiempo. Observo el fondo del agua y veo que hay un palo. Es entonces cuando recuerdo que quizás me pueda servir para usarlo de palanca con la trampilla que encontré en la ciudad, así que me remango la camisa y lo recojo.

Camino de vuelta para salir del bosque, me doy cuenta que no soy capaz de orientarme ni con el mapa, así que pruebo a buscar otro camino. Intentando buscar una salida, encuentro la gatita del bosque que antes me ayudó a llegar a la cascada, sobre una zona del terreno bastante desigual, sin hierba. Examino el terreno y me encuentro una pequeña llave amarilla que pone habitación 104.

Primero decido volver a la ciudad donde encontré la trampilla. Usando el palo, consigo abrirla y entrar en lo que parece una cueva usada antiguamente como almacén.

En ella encontré un zafiro sobre una cajita en un barril y un recorte bíblico de lo que parece una profecía.

Volví al manicomio para usar la llave amarilla en la habitación cerrada de John Sheppard. Al girar la llave y oir el ruido de la cerradura, tomé aire y entré. No lo sabía, pero estaba a punto de entender todo el misterio.

Entre el aspecto lúgubre de la habitación y la ausencia de ventanas, la tensión en ese lugar era latente en cualquier esquina. Me sobresalté al ver que una de las dos camillas tenía escrita una palabra con sangre: Aspectu.

Sobre la mesa, una cajita contenía un brillante rubí. Lo cojí junto a un recorte de periódico que hablaba sobre lo ocurrido y salí enseguida de esa tétrica habitación. Ahora lo entendía todo...

John, el paciente de la habitación 104 del manicomio, había sido internado por una supuesta locura en la que veía sombras y fuerzas oscuras, las mismas de las que habla la profecía que encontré en la cueva.

Al parecer, John era el único que podía "ver" lo que iba a ocurrir, y en vista de que nadie le hacía caso, intentó avisar a un compañero dejándole una nota en su habitación para que fuera al pasillo de las sillas de ruedas. Averiguó que las sombras no se atrevían a aparecer en lugares muy iluminados, y por lo tanto, su compañero podría leer allí la nota con las tres palabras que conocía para romper la maldición de las sombras.

Sin embargo, los enfermeros del manicomio encerraron a John en la habitación 104, después de lo que creyeron algún ataque de locura crónico. Esa habitación no tenía ventanas. Horrorizado, John tuvo un encuentro con las sombras que le dejaron herido. Consiguió a duras penas escapar del manicomio y huir al bosque, donde había un lugar en el que podría recitar las tres palabras que conocía.

Minutos más tarde, los enfermeros encontrarían a John ahorcado en el gran árbol de la montaña.

A John se le había pasado un detalle. En varios lugares se hacía referencia a la luz (blanca, que simboliza el diamante), al cielo (azul, que representa el zafiro) y al infierno (rojo, que se refiere al rubí). En la cafetería se hablaba de 3 brillos en un árbol. ¡Suerte que asistí a clases de Croata!

Llegué a la zona del árbol que antes había pasado por alto. Estaba situado en una montaña desde donde se veía toda la ciudad. El árbol parecía querer decirme algo... aún así... el que dijo algo fui yo...

Solis fuguit aspectu...

Curiosidades


Algunas curiosidades y detalles acerca del juego.

  • En una de las calles, las ruedas de un coche son de marca Emezestone. Justo debajo puedes encontrar un papel que menciona los modos de juego.
  • En un cartel de la calle se puede ver que Innocent Hill fue fundada en 1492.
  • El Coffee Shop es en realidad el famoso Coffee Shop de Union Square en New York.
  • Si intentas mirar el horno del coffee shop tendrás un guiño referencia a Maniac Mansion.
  • Otro guiño a Emezeta si miras los graffitis del muro, cerca del puente de la ciudad.
  • No. No hay llave plateada para entrar en comisaría ;)
  • En el colegio, se hace referencia al Barnett College, de Indiana Jones. También es posible mirar el infierno en el colegio.
  • John Sheppard es en realidad uno de los protagonistas de la serie Stargate Atlantis, más concretamente Joe Flanigan.
  • La llave amarilla fue el eslabón más complicado del juego en general, seguido de las frases a decir en el árbol.
  • Existen tres frases que han gustado mucho en el juego:
    • mirar despacho (en comisaría): Dejemos las cosas claras: Despacho, en el interior. Yo, en el exterior. Entre nosotros, una gran puerta CERRADA.
    • mirar pajarillos (en ciudad): No veo ninguno, pero oigo algunos pajarillos cantar, algunos levemente piar, e incluso algunos toser.
    • mirar cocina (en manicomio): Una cocina normal y corriente... Bueno... Todo lo normal y corriente que podría estar la cocina de un manicomio...
  • La puntuación máxima del juego es 575 puntos.
  • El juego (motor + archivos) ocupa 2,4Mb entre documentos e imagenes y está integramente programado en PHP y Javascript. Los archivos constan de mapas, imagenes y acciones.
  • El 28 de diciembre, jugaron más de 1000 usuarios, aunque la mayoría no usaba el chat ;).
  • La pantalla de créditos, junto a la autoría de las imagenes (Creative Commons). La canción es Sum 41 - Hell song.
  • El final bueno se conseguía al realizar los pasos según la historia de esta entrada. La canción es José Padilla - Adios ayer.
  • El final malo se conseguía al realizar los pasos y decir la frase sin tener las 3 gemas. La canción es Marilyn Manson - Sweet Dreams.

Escrito por Manz, el , en fanfics. Comentarios recibidos: 11.

11 comentarios de lectores
silvana
silvana
1

disculpa pero me encantaron los recursos que utilizaste para las imágenes sería molestia pasar el link que utilizaste para las fotografías con las citas en papel o recortes?. Gracias

  • 1
Manz
Manz
2

@Silvana aquí tienes algunos de los recursos utilizados: clips brushes y Newspaper generator. Las hojas y recortes de cuadernos están hechas desde cero con Photoshop. Puedes buscar fuentes que simulen escritura en DaFont, o generar texturas con la herramienta Filter / Render / Clouds. Combinandolo con otras opciones de Photoshop puedes conseguir imagenes muy vistosas.

BereniceLooM
BereniceLooM
3

Oooh... Me perdí detallazos como el de las ruedas Emezestone... u_U bah, le pediré el juego a los Reyes ;)

  • -1
silvana
silvana
4

@Manz: Mil gracias!!!! después que dejé el comentario pensé que era una desubicada, pero... confío en la buena predisposición!!!. Gracias nuevamente!!!

Wayfarer
Wayfarer
5

Manz, ¿podrías hacer público el código del juego? El concepto me ha encantado y me gustaría hacer un juego similar. -- Wayfarer

Manz
Manz
6

@Wayfarer: Tenía pensado algo mejor, ya que el código actual es bastante "de andar por casa". Mi idea era la de públicar el formato de los ficheros de mapa, para crear una especie de plataforma donde los usuarios puedan crear y modificar juegos propios. Claro esta, antes tendría que mejorar y ampliar el motor: soporte para interactuar con objetos del inventario, más opciones, detector de salidas, sistema para establecer los usuarios que hay en la "sala" actual, etc... Como siempre, lo peor de esto es la falta de tiempo, pero me gustaría ponerme a ello, seguro que muchos más estarán interesados...

Blog jugando
Blog jugando
7

Tiene muy buena pinta el juego, ¿en que lenguaje lo estás programando?

illbnet
illbnet
8

Increible Manz el curro que te has dado con el juego, me ha sorprendido grátamente lo que llevo visto. Me parece una idea genial el haber tomado ésta iniciativa, y preparar una "inocentada" diferente al resto. Al igual que Wayfarer, estaría encantado de ver las entrañas del juego y poder aprender de él. Un saludo.

JAGT
JAGT
9

A lo mejor sería más fácil si en vez de tener que escribir todas las acciones, hubieran botones específicos para cada una de ellas. Es decir, hacerlo más interactivo (flechas de dirección hacia las que podemos movernos, poder coger cosas haciendo click en el área correcta de la imagen...).

himawari
himawari
10

hola hay algo que quiero y no se si se pueda pero si no lo intento no lo sabre. quiero saber si este juego lo puedo encontrasr online o no ya que lo quiero jugar o descargarlo si es haci me gustaria que me pasases el link ^^ bueno eso era todo. espero no parecer desubicada con el comentario.

Manz
Manz
11

La segunda parte aún es accesible desde Innocent Hill 2.

Publica tu opinión

Si lo deseas, puedes utilizar el siguiente formulario para publicar tu opinión o responder a alguna de las existentes:

Previsualización

Aquí se previsualizará su comentario. Revise que sea correcto antes de publicarlo.